Los uniformados realizaban un control desplegado en cercanías de Pozo Hondo. El colectivo pudo seguir su viaje. La mujer quedó supeditada a la causa.

Desde hace meses las fuerzas de seguridad nacionales y provinciales intensificaron los controles sobre las rutas y principales vías de acceso a Santiago del Estero, para combatir el comercio ilegal. En el marco de esas tareas, Gendarmería Nacional descubrió que una mujer que coordinaba un tour de compras, tenía en su poder cuatro sellos apócrifos de la Afip y de la DGA (Dirección General de Aduanas).

Altas fuentes ligadas al procedimiento confiaron que el hecho se registró ayer en horas de la tarde en la ruta 34, cuando personal del Escuadrón de Santiago del Estero se encontraba desplegado en la zona.

Según precisaron, el operativo se estaba llevando a cabo a pocos kilómetros de Pozo Hondo.

Los uniformados divisaron que se aproximaba un colectivo de larga distancia, por lo que le solicitaron a su chofer que detuviera su marcha.

Cuando le solicitaron la documentación correspondiente sobre la unidad, exhibieron los papeles en regla. Sin embargo, los gendarmes advirtieron un estado de nerviosismo en la «coordinadora» del viaje de compras, por lo que procedieron a requisar sus pertenencias.

En un bolso, la mujer tenía cuatro sellos apócrifos con la inscripción de supuesto personal de la Afip y de la Dirección General de Aduanas, presumiblemente empleados para simular autorizaciones y avales en documentos falsos.

El hecho fue informado a la Justicia Federal de Santiago del Estero, desde donde se dispuso que se secuestren los sellos, se labren las actas correspondientes y el colectivo con sus pasajeros pueda continuar su viaje.

El micro había partido desde San Ramón de la Nueva Orán, Salta, y tenía como destino la ciudad de Córdoba.