La mujer alertó a la policía y el acusado cayó preso. El individuo había simulado un juego y convenció a la nenita para que se desnudara y viera el vídeo con intenciones de abusarla.

Una mujer evitó la violación de su hija de 9 años, al descubrirla desnuda y viendo una película pronográfica con su primo de 20, el que también estaba ya desnudo.

El escándalo se situó en Pampa de los Guanacos (Copo, Santiago del Estero) después de que la niña fuera enviada por una colcha a la casa de su tía.

Como demoraba en retornar, la madre partió en su búsqueda.

Eran casi las 18.30 y el sol de a poco empezaba a ocultarse.

De lejos, contempló a su hija de la mano de un primo de 20 años, rumbo a una canchita de fútbol.

Ello generó perplejidad en la mujer y decidió trasladarse también al lugar.

El primo pasó de largo con la niña y enfiló hacia unas piezas abandonadas cubiertas de malezas que hay en la zona.

La denunciante apuró la marcha e ingresó al lugar.

Frente suyo, encontró a su hija desnuda y al primo con el pantalón bajo.

En la mano, su hija sostenía el celular del acompañante y contemplaba imágenes pornográficas.

La mujer gritó, ya que la niña estaba en una pose netamente sexual.

El primo se sorprendió y se levantó el pantalón, asumiéndose descubierto y frustrado el ataque sexual.

En media hora, los policías lo encerraron en una celda de la Comisaría 43 de Pampa de los Guanacos, por orden del fiscal Santiago Bridoux.

El funcionario lo imputó por abuso sexual simple y un forense habría adelantado que la niña no fue abusada carnalmente.

De todos modos, el primo afronta una causa delicada, en medio de un fuerte entredicho entre las dos familias políticas.