A 11 días del traspaso de mando presidencial, Mauricio Macri y Juliana Awada comenzaron la mudanza de la residencia de Olivos.

Este viernes, testigos ocasionales presenciaron el ingreso a la quinta presidencial de un camión de mudanzas de la empresa Divano.

El enorme vehículo colorado entró por la calle lateral Carlos Villate al 900. Divano hace mudanzas nacionales e internacionales y presta el servicio de guardamuebles.

Por estos días, Macri y Awada estuvieron en la búsqueda de una casa nueva.

Aunque nadie confirma en público si se cerró ya la operación, el mandatario y su esposa tienen en vista dos inmuebles: una casa en la zona norte para instalarse con la familia y oficinas para atender su actividad política.

La decisión pareciera que fue tomada. En breve habrá direcciones para esto, pero se confirma que el Presidente no quiere volver a vivir en la Capital Federal y que quiere tener cuanto antes un búnker armado para mantenerse en actividad.

La finca Los Abrojos, entonces, continuarán como residencia de fin de semana para los Macri-Awada, pero por ahora nada permanente.

Es seguro que luego del recambio presidencial del 10 de diciembre habrá algún viaje de por medio, pero nada demasiado extenso, se afirma.