Los organizadores del recital comunicaron por altavoces que suspendían el concierto hasta tanto se evalúe el estado de salud de Sabina.

El cantante Joaquín Sabina se desplomó el miércoles durante un concierto que estaba dando junto a Joan Manuel Serrat en el Wizink Center de Madrid, y los servicios de emergencia se lo llevaron en camilla del lugar.

De acuerdo con medios españoles, el artista, que este miércoles cumplía 71 años, se cayó unos dos metros en el espacio que queda entre el escenario y el público. El incidente ocurrió a eso de las 21:15, hora local.

Los organizadores del recital comunicaron por altavoces que suspendían el concierto hasta tanto se evalúe el estado de salud de Sabina. Además, confirmaron a medios españoles que el cantante no perdió el conocimiento.

La caída ocurrió entre canción y canción, después de que Serrat cantase “Mis amigos” y ofreciese un discurso sobre la amistad. Después, Sabina salió y, mientras hablaba y caminaba por el escenario, se cayó, aparentemente por perder la noción del espacio.

Según ha confirmado a Efe la promotora del concierto, no se ha tratado de un desmayo, sino de una caída. Sabina, que ha sido llevado en camilla fuera del escenario, cayó presuntamente deslumbrado por un foco, aunque según las primeras estimaciones, su estado no reviste gravedad.

«Con todo el dolor de mi corazón me voy a ir al hospital porque me encuentro muy dolorido, no se imaginan cuánto lo siento», ha dicho Sabina para tranquilizar a los 12.000 asistentes que estaban esperando para saber cómo se encontraba el artista.