Tras la audiencia de esta mañana, el Dr Amendola abogado de la victima, contó que la defensa de los rugbiers solicitó la prisión domiciliaria por medio de estar en la cárcel.

El juez David Mancinelli analizará el pedido de la prisión preventiva presentado esta semana por la fiscal Zamboni, en un dictamen de 250 páginas que incluye detalles sobre la muerte del joven de 19 años y el intercambio de mensajes entre los acusados que demuestran la existencia de un pacto de silencio respecto al homicidio.

El abogado de los rugbiers, Hugo Tomei, sin embargo, pedirá una “morigeración” de la preventiva solicitada por la fiscal, con el objetivo de que los jóvenes imputados continúen detenidos pero bajo arresto domiciliario. Del otro lado, el abogado que representa a los papás de Báez Sosa, Fernando Burlando, exigiría que permanezcan tras las rejas e incluso que vuelvan a ser detenidos los dos rugbiers liberados esta semana, Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi. Para la fiscal, ellos dos no tuvieron participación en el crimen. Sin embargo, Burlando cree que los diez son responsables.

Tras permanecer tres horas exactas en el edificio judicial donde se desarrolló la audiencia judicial previa a la resolución del pedido de prisión preventiva realizado por la fiscal Verónica Zamboni, los rugbiers fueron retirados del lugar por los penitenciarios mientras la gente los insultaba y les gritaba «asesinos».

Améndola aseguró que el juez manifestó que iba a tener una resolución mañana y añadió que «la defensa pidió prisión domiciliaria alegando que se sentían presionados por los medios, y que en la cárcel tenían miedo».